Logo
 
Barra
Barra
 
 
Úsalos

BotónBotónBotón UNIDADES TEMÁTICAS | CUESTIONARIOS | TEXTOS | MAPAS CONCEPTUALES | GLOSARIO | EJERCICIOS | EXÁMENES

 
 
 

LAS PRINCIPALES DEMOCRACIAS

Separador

Mapas conceptuales MAPAS CONCEPTUALES

Mapa conceptual Los fascismos

Apéndice APÉNDICE

Botón Antisemitismo
Botón Las SS

Glosario GLOSARIO

Anschluss
Antisemitismo
Autarquía
Camisas negras
Campo de concentración
Canciller
Espacio vital
Estado
Fasces
Freikorps
Gestapo
Noche de los cuchillos largos
Noche de los cristales rotos
Paramilitar
Reichstag
SS
Totalitarismo
Weimar
Xenofobia

Ejercicios interactivos EJERCICIOS INTERACTIVOS

Emparejamiento 1
Emparejamiento 2
Emparejamiento 3
Emparejamiento 4

Emparejamiento 5
Crucigrama
Test 1
Test 2
Sopa de letras
Comentario de textos históricos
Comentario de texto

Enlaces ENLACES

Textos
Ir a:
Texto comentado
Ir a:
Texto comentado. Test
Ir a:
El comentario de textos. Test

Descripción del logo DESCRIPCIÓN DEL LOGO
Cuestionario CUESTIONARIO
Textos TEXTOS
Exámenes EXÁMENES
Filmografía FILMOGRAFÍA
Audiovisuales AUDIOVISUALES
El ascenso de los fascismos Bilingual SpaceBilingual space

La acción del Estado nazi en el campo ideológico

Elemento clave de la ideología nazi fue la cuestión racial.
Mein Kampf. Ejemplar de una edición de 1925. Ampliar imagen
Mein Kampf
Hitler hablaba en su Mein Kampf de la existencia de razas superiores y razas inferiores. El pueblo alemán pertenecía al primer grupo.
Para evitar su contaminación y conservar la pureza racial era menester proceder a una profunda segregación. Texto. El Estado racista nazi. Adolf Hitler: Mein kampf
Especialmente peligrosa estimaba que era la raza judía, a la que calificaba como degenerada y causante de gran parte de los males de Alemania.
EL ANTISEMITISMO (odio a los judíos) existía en Europa desde hacía siglos. Pero los nazis lo elevaron a la máxima categoría.
Viñeta antisemita. La leyenda dice: "Donde hay algo podrido, aparece un judío". Ampliar imagen
Dibujo antisemita
Tropas alemanas desfilando durante la invasión de Polonia. 1939. Ampliar imagen
Invasión de Polonia
Concentración de Juventudes Hitlerianas
Otro ingrediente esencial de esa ideología era la cuestión del “espacio vital”. Según esta teoría, Alemania necesitaba expandirse allende sus fronteras para canalizar su crecimiento demográfico y potenciar su desarrollo económico.
Para ello era preciso quebrantar las limitaciones impuestas por el Tratado de Versalles y conquistar territorios, especialmente en el oriente europeo, a costa de los pueblos eslavos, Polonia y el inmenso territorio soviético.
La educación se utilizó como instrumento de adoctrinamiento en los ideales del nazismo. Todos sus niveles se vieron sometidos a un riguroso control y los profesionales de la enseñanza fueron depurados y encuadrados en una estructura de carácter pseudomilitar. Los programas de estudios se desarrollaron bajo las premisas de un profundo racismo.
Cartel de las Juventudes Hitlerianas. La leyenda dice: "Cuidad de los escolares". Ampliar imagen
JJ. Hitlerianas
Concentración de Juventudes Hitlerianas
Cartel sobre arte degenerado en una exposición celebrada en Munich en 1937. Ampliar imagen
Cartel sobre arte degenerado
La cultura en general y el arte en particular, experimentaron una profunda selección, siendo reprobado y perseguido el llamado “arte degenerado” ("Entartete Kunst"). Bajo este epígrafe se clasificaron las tendencias vanguardistas (cubismo, dadaísmo, fauvismo, impresionismo, etc) y artistas como Picasso, Van Gogh, Munch, Kandinsky, Klee, entre otros.
En 1937 se celebró una exposición en Munich cuyo objeto era recuperar lo que Goebbels había calificado como “esencia del arte alemán”. En ella predominó el estilo figurativo y géneros como los bodegones, los paisajes y la figura humana a través de la cual se exaltaba el ideal de belleza y perfección de la raza aria.
Hitler visita la Gran Exposición de Arte Alemán celebrada en Munich. 1937. Ampliar imagen
Gran exposicióm de Arte Alemán. 1937
En 1933 fue instituida la Cámara de la Cultura del Reich, de la que pasaron a depender siete organismos: cine, teatro, música, prensa, radio, literatura y arte, y en la que debían inscribirse de forma obligatoria los profesionales que desarrollaran alguna de esas actividades.
Los libros y la prensa fueron estrechamente vigilados por medio de la censura, prohibiéndose la publicación de aquellos ejemplares juzgados como depravados o atentatorios contra el régimen.
Bertolt Brecht. Poeta y dramaturgo alemán. Hubo de exiliarse en 1933. Sus obras fueron quemadas y prohibidas por el régimen nazi. Ampliar imagen
Bertolt Brecht
Se quemaron públicamente miles de volúmenes, como aconteció el 10 de mayo de 1933. Numerosos escritores debieron huir (Thomas Mann, Bertolt Brecht, Stephan Zweig y otros).
La censura se extendió también a otras manifestaciones expresivas como el cine o la radio. Texto. El racismo antisemita nazi.  Thomas Mann. Diarios, 1918-1936
El régimen invirtió grandes esfuerzos en el control y adoctrinamiento de la juventud. Ésta fue encuadrada en organizaciones, entre las que destacó la de las "Juventudes Hitlerianas", a cuyos miembros les eran inculcados los principios del nazismo. Se hizo énfasis en el cuidado físico y deportivo, por ser considerados medios idóneos para el mantenimiento de una raza sana y fuerte, base del futuro ejército alemán. Texto. La educación nazi. Adolf Hitler. Mein kampf. 1924
Poster de las Juventudes Hitlerianas. Ampliar imagen
JJ. Hitlerianas
Ejercicios gimnásticos femeninos
Discurso de Hitler ante los jóvenes
Todas esas organizaciones fueron sometidas a una rígida disciplina castrense.

Poster cuyo contenido hace referencia a la fertilidad. Ampliar imagen
Apoyo a la maternidad

El papel de la mujer, aunque en menor medida que en otros regímenes similares, se circunscribió a la esfera doméstica y su función principal quedó reducida a la de engendrar y educar a los hijos. Desde niños, hombres y mujeres eran separados y encuadrados en razón a su sexo.
Se ensalzó el papel de madre y se instituyó una festividad para conmemorarlo, llegándose a conceder premios a la fertilidad a aquellas mujeres que lograsen una mayor descendencia.
Determinadas libertades que habían sido conquistadas por la mujer durante la República de Weimar fueron suprimidas y sus puestos laborales ocupados por los varones. Solo cuando durante la II Guerra mundial escaseó la mano de obra, se acudió de nuevo a las mujeres como sustitutas de los varones.
Junto con el terror, la propaganda fue empleada como forma de imponer las ideas.
Se generalizó la celebración de imponentes concentraciones de masas, presididas por Hitler y los máximos dirigentes del partido donde, en un ambiente de enardecido patriotismo donde se enarbolaban los símbolos nazis (estandartes y banderas con la esvástica, saludos marciales, etc).
Desfile nazi. Ampliar imagen
Desfile
Concentración nazi celebrada en Nuremberg, en 1934. Ampliar imagen
Concentración nazi
Despliegue de banderas en un acto celebrado en Nuremberg
Se construyeron escenarios permanentes para este tipo de manifestaciones, como el diseñado por Albert Speer -el más prestigioso arquitecto del régimen- en Nuremberg, que contaba con estadio, sala de congresos y amplias avenidas para el desarrollo de desfiles.
La arquitectura se empleó como instrumento de enaltecimiento del régimen. Surgieron fastuosos proyectos, como el de Germania, diseñado por Speer, una ciudad dotada de formidables edificios y avenidas, destinada a ser la nueva capital del mundo.
Maqueta de Germania. En la imagen, edificio coronado por una imponente cúpula destinado a servir de sala de congresos. Ampliar imagen
Proyecto de ciudad
Recreación informática de Germania, la nueva capital del Reich. Idioma: portugués
La Segunda Guerra Mundial truncó la realización de dicho sueño.

Cartel que representa a Hitler saludando a los niños. Ampliar imagen
Hitler
Desfile conmemorativo de A. Hitler, celebrado el 20 de abril de 1939

En el centro de todos esos fastos se situaba la figura del Führer. Incluso los Congresos del Partido, desprovistos de un verdadero carácter deliberativo, se convocaban para exaltar su figura. Se alteró el calendario laboral y se instituyeron nuevas festividades como la que conmemoraba el cumpleaños de Hitler.
Su imagen se representó hasta la saciedad en las más diversos escenarios y actitudes: militar, político, familiar, paternal, etc.
Figura insustituible en la organización del aparato propagandístico del régimen fue Joseph Goebbels. Mediante inflamados discursos radiofónicos y artículos de prensa, cargados de antisemitismo y xenofobia, encandiló a las masas.
Joseph Goebbels (1897-1945). Ministro de Propaganda del Tercer Reich. Ampliar imagen
Joseph Goebbels
Joseph Goebbels en un discurso de 1945 proclamando la futura victoria de Alemania
Durante la II Guerra Mundial sus alocuciones se esforzaron en sostener la moral del pueblo alemán alentándolo a una heroica resistencia, cuando ya era inevitable la derrota del Tercer Reich.
El obispo Muller en 1933 entre miembros de las SA, saludando. Ampliar imagen
Eclesiástico saludando al estilo nazi
Respecto a las relaciones con la Iglesia, los nazis intentaron controlar las dos confesiones más importantes de Alemania, la Evangélica (mayoritaria) y la Católica. Con la Santa Sede firmó un acuerdo en julio de 1933 que regulaba las relaciones entre ambas instituciones y contribuyó a incrementar el prestigio internacional del régimen.
A la postre, sin embargo, esas relaciones se enfriaron, ya que una parte del clero recelaba del control que Hitler ejercía sobre el Estado y los métodos que utilizaba para perpetuarse en el poder.

El antisemitismo nazi El antisemitismo nazi

Ir a:Otros fascismos

Grado de elaboración de esta página

Up

 

Búsqueda

 

Claseshistoria.com

Inicio Inicio | Temario Unidades temáticas | Mapa del Web Mapa del Web

 
 
  Botón Síguenos también en: Facebook Twitter Youtube Suscripción RSS  
 
 

Curso de inglés en Escocia

Cursos de Claseshistoria

 
Barra
BarraCenefa
Barra
Pie

Web patrocinado por CASA NICOLASA, Alojamiento rural en Capileira (La Alpujarra)
Última actualización:

  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons   Page copy protected against web site content infringement by Copyscape