Logo
 
Barra
Barra
 
 
Úsalos

BotónBotónBotón UNIDADES TEMÁTICAS | CUESTIONARIOS | TEXTOS | MAPAS CONCEPTUALES | GLOSARIO | EJERCICIOS | EXÁMENES

 
 
 

IDEOLOGÍAS DEL MOV. OBRERO

EL MOVIMIENTO OBRERO

ORGANIZACIONES OBRERAS

UNA SOCIEDAD URBANA

Separador

Mapas conceptuales MAPAS CONCEPTUALES

Mapa conceptual El movimiento obrero
Mapa conceptual El socialismo
Mapa conceptual El marxismo

Glosario GLOSARIO

Alienación
Cooperativismo
Determinismo
Dialéctica
Estado

Huelga
Medios de producción
Mutualismo
Pauperización
Primero de mayo
Proletario
PSOE

Revisionismo
Utópico

Ejercicios interactivos EJERCICIOS INTERACTIVOS

Emparejar 1
Emparejar 2
Relleno de huecos 1
Relleno de huecos 2
Relleno de huecos 3
Crucigrama
Test

Cuestionario CUESTIONARIO
Textos TEXTOS
Exámenes EXÁMENES
Filmografía FILMOGRAFÍA
Audiovisuales AUDIOVISUALES
Libros LIBROS (Lectura On Line)
Cambios sociales en el siglo XIX. El movimiento obrero Bilingual SpaceBilingual space

Sufragismo y feminismo

La sociedad industrial y el liberalismo no aportaron cambios significativos a la situación política, legal y económica de las mujeres. Éstas siguieron estando discriminadas respecto a los varones. Tan solo abrió el camino hacia el trabajo femenino en las fábricas y las minas, pero en condiciones de una extrema explotación y discriminadas salarialmente frente a sus compañeros de trabajo.
Mujer arrastrando una carretilla en una mina de carbón
Trabajadora de una mina
Por otro lado, la mujer tuvo vetadas las áreas profesionales de más responsabilidad así como la educación superior, siendo relegada en el caso de la burguesía al ámbito doméstico.

El liberalismo afectó en mayor medida al status de los hombres, que logaron primero el sufragio censitario y más tarde el universal. Las mujeres quedaron excluidas de ambos sistemas durante largo tiempo.

Fueron estas circunstancias las que propiciaron a partir de la segunda mitad del siglo XIX el nacimiento del movimiento sufragista, que reivindicaba el derecho al voto de las mujeres como paso previo al feminismo, es decir, a conseguir la plena igualdad de derechos respecto a los hombres. El movimiento sufragista no se constituyó en grandes masas y arraigó con más fuerza en las mujeres urbanas de clase media que poseían un cierto grado de educación. Las obreras antepusieron sus reivindicaciones de clase a sus propios intereses como mujeres. Las campesinas por su baja formación, su dedicación íntegra al trabajo, la carencia de tiempo libre y su aislamiento, fueron las últimas y más reacias a incorporarse a los movimientos emancipadores.

Por lo demás, las principales abanderadas del sufragismo y posteriormente del feminismo fueron británicas y estadounidenses, seguidas de escandinavas y holandesas.

Conocidas figura del movimiento por la emancipación femenina fue la británica Emmeline Pankhurst (1858-1928), fundadora de la Unión Social y Política de Mujeres (WSPU) e inspiradora de diversos tipos de protesta (manifestaciones, huelgas de hambre, etc).

Detención de Emmeline Pankhurst
Muerte de Emily Davison. 1913. Ampliar imagen
Muerte de Emily Davison
Otra conocida activista fue Emily Davison, que murió en 1913 en una de sus acciones de protesta al arrojarse a los pies de un caballo de la cuadra real en el transcurso de una carrera celebrada en Derby.
En España destacó Concepción Arenal (1829-1893), que asistió a la Universidad Complutense disfrazada de hombre para salvar la prohibición que impedía la enseñanza universitaria a la mujer. En Alemania sobresalió Rosa Luxemburgo (1870-1919) brillante intelectual y militante del comunismo alemán, muerta durante la sublevación espartaquista de 1918.
La feminista norteamericana Lucy Burns en prisión, como consecuencia de sus reivindicaciones. Ampliar imagen
Lucy Burns en prisión
Mujeres británicas trabajando en la industria militar durante la Primera Guerra Mundial. Ampliar imagen
Obreras británicas
El punto de inflexión decisivo en la concienciación social de la mujer se alcanzó en la Primera Gran Guerra. Durante este conflicto la mujer suplió al hombre en sus habituales tareas mientras éste luchaba en el frente, poniendo de relieve que si era competente para realizar trabajos propios del varón también lo era para gozar de sus derechos.
En 1920 fue autorizado el voto a todas las mujeres británicas que habían cumplido 20 años, en tanto que en España tal permiso se retrasó hasta el año 1931 a raíz de la proclamación de la Segunda República.

Ir a:Organizaciones obreras

Grado de elaboración de esta página. Ampliar imagen

Up

 

Búsqueda

 

Claseshistoria.com

Inicio Inicio | Temario Unidades temáticas | Mapa del Web Mapa del Web

 
 
  Botón Síguenos también en: Facebook Twitter Youtube Suscripción RSS  
 
 

Curso de inglés en Escocia

Cursos de Claseshistoria

 
Barra
BarraCenefa
Barra
Pie

Web patrocinado por CASA NICOLASA, Alojamiento rural en Capileira (La Alpujarra)
Última actualización:

  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons   Page copy protected against web site content infringement by Copyscape