Logo
 
Barra
Barra
 
 
Úsalos

BotónBotónBotón UNIDADES TEMÁTICAS | CUESTIONARIOS | TEXTOS | MAPAS CONCEPTUALES | GLOSARIO | EJERCICIOS | EXÁMENES

 
 
 

LA CRISIS del 29 y la DEPRESIÓN Audio

CONSECUENCIAS Audio

LAS SOLUCIONES A LA CRISIS Audio

Separador

Audio AUDIOLIBRO COMPLETO

Mapas conceptuales MAPAS CONCEPTUALES

Mapa conceptual El período de Entreguerras

Glosario GLOSARIO

Acción
Autarquía
Bolsa
Broker
Devaluación
Fascismo
Inflación
Ley Seca
Librecambismo

Locarno
Obligación
Patrón oro
Patrón dólar
Plan Dawes
Proteccionismo

Sobreproducción
Stock

Ejercicios interactivos EJERCICIOS INTERACTIVOS

Emparejamiento 1
Emparejamiento 2
Crucigrama
Test 1

Test 2

La economía de Entreguerras Bilingual SpaceBilingual space

La crisis de posguerra (1920-1924)

Concluida la guerra los antiguos contendientes emprendieron la reconstrucción de sus respectivas economías. 1919 fue un año de relativo crecimiento debido a la demanda de bienes de consumo doméstico y al positivo efecto ejercido por los créditos norteamericanos.

Pero las secuelas de la guerra (inflación, desmovilización de tropas, falta de puestos de trabajo, endeudamiento, dislocamiento financiero, etc) condujeron a una recesión que se inició en 1920 y no se superó hasta 1924. Este retroceso obedeció a causas relacionadas con las dificultades en la reconversión de una economía bélica a otra de paz y a desajustes entre la oferta y la demanda. Ésta última se estancó tras el momentáneo tirón que supuso la adquisición de efectos domésticos, aplazada hasta la consecución de la paz.

Alimentaron la crisis dos problemas fundamentales: el de las deudas contraídas durante la contienda, y el de las reparaciones de guerra que Alemania estaba obligada a pagar a los vencedores (Versalles). La relación entre ambos fue estrecha, y el papel que jugaron los créditos americanos en su solución, fundamental.
Escena del Tratado de Versalles. Ampliar imagen
Tratado de Versalles

Estados Unidos, acreedor de los aliados, aplicó, con el fin de controlar la inflación, una política restrictiva de préstamos tendente a reducir la masa monetaria circulante o, lo que es lo mismo, puso en práctica una estrategia deflacionista, al tiempo que implantaba medidas proteccionistas. El efecto consiguiente fue la disminución de la actividad económica europea y una escalada del paro.


AmpliarAmpliar

Gran Bretaña, acreedora de los aliados por un valor de 1300 millones de libras, era a su vez deudora de los Estados Unidos por un monto de 850 millones. No es de extrañar que reclamase los pagos a sus deudores para poder atender sus propias responsabilidades.

Francia por su parte cifraba sus esperanzas de solventar sus deudas con los Estados Unidos en el cobro de las altas indemnizaciones de guerra que confiaba recibir de Alemania. A lo largo de la década ejerció una constante presión sobre ésta para obligarla a satisfacer cantidades que algunos economistas (Keynes) consideraban excesivas.

Alemania, la peor parada, debía desembolsar la cantidad de 6.000 millones de libras con un pago inicial de 1.000 millones. Su economía no estaba preparada para semejante esfuerzo y no pudo hacer frente a las entregas. Como medida de presión para hacer pagar a Alemania el ejército francés ocupó la zona industrial del Ruhr en enero de 1923. El marco, -unidad monetaria alemana- perdió gran parte de su valor, se devaluó y provocó una desbocada hiperinflación que disparó los precios, desencadenando altos niveles de desempleo.

Invasión franco-belga del Ruhr alemán. Ampliar imagen
Invasión franco-belga del Ruhr
Mujer utilizano billetes como combustible. 1923. Ampliar imagen
Quemando dinero
Sello de 500 millones de marcos. 1923. Ampliar imagen
Sello alemán

La difícil solución del problema obligó a abordar la cuestión de las reparaciones de guerra desde una perspectiva diferente. Es lo que hizo el llamado Plan Dawes seguido del Plan Young: rebajar las cantidades que estaba obligada a liquidar Alemania (finalmente condonadas en la Conferencia de Lausana de 1932). Cuando por fin se puso término al tema de las indemnizaciones, Alemania había satisfecho el equivalente a una cuarta parte de las cantidades que inicialmente habían sido fijadas en el Tratado de Versalles.

Grado de elaboración de esta página. Ampliar imagen

Ir a:La hiperinflación alemana

Up

Búsqueda

 

Claseshistoria.com

Inicio Inicio | Temario Unidades temáticas | Mapa del Web Mapa del Web

 
 
  Botón Síguenos también en: Facebook Twitter Youtube Suscripción RSS  
 
 

Curso de inglés en Escocia

Cursos de Claseshistoria

 
Barra
BarraCenefa
Barra

Web patrocinado por CASA NICOLASA, Alojamiento rural en Capileira (La Alpujarra)
Última actualización:

  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons   Page copy protected against web site content infringement by Copyscape