Logo
 
Barra
Barra
 
 
Úsalos

BotónBotónBotón UNIDADES TEMÁTICAS | CUESTIONARIOS | TEXTOS | MAPAS CONCEPTUALES | GLOSARIO | EJERCICIOS | EXÁMENES

 
 
 

CONCEPTO DE REVOLUCIÓN

LA INDEPENDENCIA DE USA

LA REVOLUCIÓN FRANCESA

NAPOLEÓN

LA RESTAURACIÓN

LIBERALISMO/ REVOLUCIONES

EL ROMANTICISMO

EL NACIONALISMO

Separador

Mapas conceptuales MAPAS CONCEPTUALES

Mapa conceptual Las revoluciones burguesas
Mapa conceptual
El nacimiento de USA
Mapa conceptual La Revolución Francesa
Mapa conceptual Napoleón

Las revoluciones burguesas. Romanticismo y nacionalismo Bilingual SpaceBilingual space

El proceso de unificación italiano (Etapas)

El proceso de unificación atravesó por las siguientes fases:

La guerra contra Austria de 1848

La sublevación de Milan contra el poder austríaco (dentro del proceso revolucionario de 1848) impulsó a Carlos Alberto de Piamonte a acudir en su ayuda. Lombardía y Venecia también se unieron a Piamonte, declarando su independencia de Austria.
Joseph Radetzky. Mariscal austríaco . Ampliar imagen
Joseph Radetzky
Pero la derrota de las tropas piamontesas a manos del mariscal austríaco Radetzky en Custozza (1848) y Novara (1849), obligaron al rey piamontino a abdicar en su hijo Víctor Manuel, que tenía un mayor grado de implicación en el proceso que su antecesor.

Simultáneamente, en los Estados Pontificios, estallaba la revuelta contra el papa Pío IX, que se vio obligado a huir. Se instauró una República con Mazzini a la cabeza. No obstante, dos años más tarde, en 1850, tropas francesas irrumpieron en Roma y restauraron el poder del pontífice, convirtiéndose en garantes de su independencia. A partir de ese momento los Estados Pontificios se transformaron en un serio escollo para la unificación y una amenaza para el liberalismo.

El intento de unión de 1848 fue un fracaso, los nacionalistas habrían de esperar una coyuntura más favorable para llevar a cabo sus aspiraciones. No obstante quedaba clara la existencia de un sentimiento nacional que impregnaba a importantes sectores de la población y que contaba con las simpatías de potencias extranjeras como Francia y Gran Bretaña.

La anexión de Lombardía (1859)

Aliado con Napoleón III de Francia mediante el pacto secreto de Plombières, el conde de Cavour, primer ministro del reino del Piamonte, acometió la tarea de expulsar a las tropas austríacas del reino de Lombardía-Véneto. En las batallas de Magenta y Solferino las tropas austríacas fueron derrotadas y perdieron Lombardía, pero no así Venecia, debido a que Francia, firmó a espaldas de sus aliados la paz con Austria.

Batalla de Magenta. Tuvo lugar el 4 de junio de 1859 entre las tropas unidas del Piamonte-Cerdeña y las francesas de Napoleón III. Representación del pintor italiano Fattori. Ampliar imagen
Batalla de Magenta (1859)
Batalla de Solferino. Se dirimió el 24 de junio entre las tropas austríacas dirigidas por el emperador Francisco José I y las del reino del Piamonte (Víctor Manuel II) y Francia. En el cuadro del pintor Jean-Louis-Ernst se aprecia el alto mando francés presidido por Napoleón III Bonaparte. Ampliar imagen
Batalla de Solferino (1859)

La integración de los territorios del norte (1860)

Mediante una compensación territorial (cesión de Saboya y Niza) Cavour se ganó la colaboración de Napoleón III. Mediante plebiscitos (referéndums) alentados por Piamonte se consiguió la adhesión de Parma, Romaña, Módena y Toscana (1860).

Por su parte, Garibaldi, caudillo del nacionalismo italiano en su sentido más democrático y aventurero, se dirigió desde Génova con sus “mil camisas rojas” hacia el Reino de las Dos Sicilias. Conquista Palermo (Sicilia) y más tarde Nápoles.
Garibaldi conquista Palermo (Sicilia). Ampliar imagen
Conquista de Palermo por Garibaldi
El reinado de los Borbones en Italia llega con ello a su fin.
Giuseppe Garibaldi (1807-1882), héroe de la unificación italiana. Comandante de su propio ejército (los famososos 1000 Camisas Rojas) su figura constituye una mezcla de aventurero y militar. Su principal acción fue la conquista del reino de las Dos Sicilias, que condujo a la eliminación de la monarquía absolutista de los Borbones. Ampliar imagen
Garibaldi
Tras las incorporaciones de 1860, sólo restaba para completar la unidad la adhesión de los Estados Pontificios y Venecia. En 1861 muere Cavour sin ver rematada su obra. Meses antes, el primer Parlamento italiano, reunido en Turín, había dado a Víctor Manuel el título de rey de Italia.

La agregación de Venecia (1866) y los Estados Pontificios (1870)

Escena de la batalla de Lissa (20 de julio de 1866). La flota italiana fue derrotada por la austríaca. Ampliar imagen
Batalla naval de Lissa (1866)
La guerra entre Austria y Prusia que estalló en 1866 dio una nueva oportunidad al joven Reino de Italia para anexionarse Venecia. Sin embargo, los italianos, aliados de los prusianos, fueron vencidos por Austria de nuevo en Custozza y su flota destruida en Lissa.
No obstante, la victoria prusiana de Sadowa supuso la incorporación definitiva del territorio Véneto.

En lo que respecta a los Estados Pontificios, se encontraban protegidos por una guarnición francesa. Garibaldi, en 1867, había fracasado en su intento de tomar la capital. En 1870 Francia y Prusia entraron en guerra, los franceses, retiraron sus tropas de Roma y los italianos lograron completar su unificación. En 1871 la ciudad se convirtió en la capital del nuevo Estado. El Papa Pío IX se refugió en el Vaticano, donde se consideró a sí mismo un prisionero.

Up

 

Búsqueda

 

Claseshistoria.com

Inicio Inicio | Temario Unidades temáticas | Mapa del Web Mapa del Web

 
 
  Botón Síguenos también en: Facebook Twitter Youtube Suscripción RSS  
 
 

Curso de inglés en Escocia

Cursos de Claseshistoria

 
Barra
BarraCenefa
Barra
Pie

Web patrocinado por CASA NICOLASA, Alojamiento rural en Capileira (La Alpujarra)
Última actualización:

  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons   Page copy protected against web site content infringement by Copyscape